Bio

Euría van den Brule Moral - Manam Yoga

Desde muy pequeña, en mi vida se fueron consolidando alternativas a la realidad común que me permitieron buscar fuera y dentro de mi persona otros mundos. Tuve una perra loba – hermana comprometida en mis juegos de infancia y adolescencia-, de raza Alaska Malamute llamada Nana, que me protegió siempre y con la cual mantuve una larga y afectuosa relación de cariño y complicidad; cuando se fue, comenzó un tiempo muy duro.
Entonces, me acerqué y refugié en el yoga para encontrar un sentido más profundo en su práctica y así ahuyentar mis vacíos y debilidades, y en esta disciplina mágica, heredera de las ancestrales tradiciones espirituales indias, encontré un camino que me llenó de respuestas y probablemente de felicidad, pues la práctica del yoga con su completo compromiso entre la atención al cuerpo y la meditación, cubrió carencias e iluminó partes de mí oscurecidas por la ignorancia.

Con el devenir del tiempo, estudié periodismo con el propósito de divulgar la verdad, pero pronto me di cuenta de que esta era tarea prácticamente imposible, pues sin caer en tópicos, no acepto que me llenen de vacío y banalidad; así pues, orienté mis inquietudes hacia la poesía, que hasta el día de hoy me ha reforzado y dado grandes satisfacciones.

Por lo demás, como creo que el yoga es una herramienta muy poderosa de autoconocimiento, me impliqué a fondo hasta obtener tras varios años de práctica, viajes a India, un fuerte trabajo de exploración personal y una intensa preparación como Maestra Internacional en esta disciplina; los títulos necesarios para poder ejercer la enseñanza de esta hermosa opción .

De esta manera, llego hoy aquí, con la convicción tras años de experiencia de práctica y enseñanza , dispuesta a dar lo mejor de mí misma a mis alumnos a la par que transmitirles el mensaje de que si confían en el yoga, descubrirán una opción sicofísica sorprendente y agradecida.

Es por ello que me pongo a disposición de todos/as vosotros/as para que con mi experiencia como profesora de yoga y con el ánimo de mejorarnos mutuamente, podamos crear mejores hombres y mujeres y profundizar en el conocimiento de nosotros mismos.

 

Euria van den Brule Moral.