Servicios

Yoga es Unión, dentro del Hatha Yoga original hay distintas materias que practicar, es un camino. Estas son las posibilidades que puedes elegir dentro de tu clase de Yoga. Yo las integro todas, pero cada persona tiene su proceso y se puede personalizar. Opciones:

HATHA YOGA. La práctica tradicional de Hatha Yoga es holística por naturaleza, no sólo abarca los aspectos físicos. La respiración, la meditación y la relajación, son aspectos fundamentales para unificar el sentido del Hatha Yoga. En occidente es conocido como Yoga físico, pero como hemos visto, es más una ciencia psicosomática. Los pensamientos convertidos en emociones que vivimos cada día se somatizan en nuestro cuerpo. Con la ejecución de distintas ásanas(posturas) escuchamos el cuerpo, lo vivimos profundamente, no solo la corporeidad en lo aparente, sino en lo más hondo, conocemos nuestras necesidades. Si somatizamos por ejemplo tensión a diario en las cervicales, por el estrés, por una posición corporal insana prolongada en el tiempo, podemos realizar una serie de ásanas para estirar y fortalecer esa zona. Y ejecutándolas con disciplina puedes destensar esa área de manera permanente. En Oriente la medicina tradicional tiene un objetivo claro, prevenir, es básicamente profiláctica.
Se dice que hatha podría traducirse como fuerza o voluntad. A través de una práctica constante nos automasajeamos con profundidad el cuerpo, lo flexibilizamos, lo fortalecemos y lo equilibramos armonizando todas las funciones.

PRANAYAMA. Respirar es un arte, tanto es así que hubo una escuela antigua en India, eran los Pranavadins, expertos en esta materia. Prana es la energía vital. Lo primero que hacemos al nacer es inhalar, y lo último que hacemos es exhalar. Con la práctica de Pranayama, nos conocemos, conocemos nuestra capacidad, focalizamos nuestra mente y potenciamos nuestra consciencia. Es una herramienta fundamental para la vida diaria. A través de nuestra respiración averiguamos cómo nos encontramos, y en función de eso, realizamos la más acorde. Existe un recetario de respiraciones a nuestro alcance, para ponerlas en práctica en el momento que lo precisemos.
Y no sólo eso, los ejercicios de atención a la respiración juegan un papel destacado en la meditación.

JÑANA YOGA, MEDITACIÓN. Al respirar, la mayoría de las personas lo realizan de manera automática, cuando nosotros buscamos algo más orgánico. Con la mente sucede igual. La respiración es el caballo y la mente es el jinete. Si queremos que fluya y que no nos domine, debemos ejercitar la disciplina de la Meditación. Al igual que cuidamos nuestro cuerpo, necesitamos cuidar nuestra mente. Es un mundo infinito, las palabras, las estructuras de pensamiento, los mecanismos, la esencia del Ser, etc.; es un camino personal de la mano de una miríada de técnicas.
Por mis preferencias, combino la meditación saatha y la meditación vipassana; es decir, la meditación de la suprema tranquilidad, y la del análisis profundo y la visión penetrante. Con la meditación vipassana conectaremos con el sunyata, el vacío, que lo viviremos como una experiencia profunda y transformativa. La ignorancia básica de la mente se va superando y la confusión y los engaños se eliminan, con lo que nos percatamos a nivel intuitivo de la vacuidad y, por tanto, de la ausencia de un yo permanente e independiente. Hay potenciales que anelan desplegarse.

RELAJACIÓN. Dentro de la práctica, la incorporamos constantemente. Entre transición de ásanas para restablecer el pulso cardíaco y la respiración y apreciar los beneficios de estas ásanas. También, dentro de la ejecución de cada ásana, la relajación es igual de importante que la acción. Al realizar una ásana, debemos tensar una serie de músculos para desarrollarla, pero también debemos relajar los que no son necesarios para realizar la ásana. Así que aprendemos a soltar. Y al finalizar la clase, realizamos una más profunda, una relajación Nidra, un método sistemático de inducir una completa relajación mental, física y emocional, manteniendo la conciencia a niveles más profundos, con plena lucidez.

 

Ofrezco mis servicios en Madrid y alrededores:

 

  • Clases en grupo.
  • Clases particulares. (personalizadas)
  • Yoga terapéutico.
  • Yoga para niños (colegios y asociaciones) y familia.
  • Clases con precios muy reducidos para gentes con pocos recursos o parados.

 

CLASES A DOMICILIO

1 clase suelta (Madrid capital) 25 €
1 clase semanal (Madrid capital) 95 €
2 clases semanal (Madrid capital) 175 €
Fuera de Madrid capital Precio a convenir